Hacerle frente al tránsito, a las calles estrechas y a los costos de combustible y mantenimiento es posible cuando los camiones livianos cuentan con la última tecnología.